La prevención es la única clave en la salud que podemos controlar. Una hora al año pueden darte la tranquilidad de otros 12 meses sin problemas en la boca hasta la siguiente revisión.

El consenso general de los odontólogos es que hay que visitar al dentista un mínimo de 2 veces al año para una revisión dental.

En el caso de los niños, es importante que comiencen a ir a los 2 años para una revisión y enseñarles poco a poco los cuidado dentales rutinarios que deben llevar a cabo el resto de su vida así como el autocepillado, uso del hilo dental, etc.

El mantenimiento regular preventivo es la mejor forma de tener unos dientes sanos y que no den problemas en el futuro.Y es que la gente subestima los problemas de salud que pueden darse en nuestra boca; los dentistas no sólo buscamos caries, también inspeccionamos tu boca en busca de algún posible cáncer bucal y otros problemas graves como gingivitis o periodontitis.

Contamos con un servicio especial de recordatorio cada 6 meses o un año para la revisión periódica, con el que conseguimos que hasta el paciente más ocupado no falte a una de las citas más importantes.

revision3