El tratamiento endodóntico o endodoncia se refiere a todos los procedimientos que se realizan con la intención de conservar el diente cuando la pulpa dental está o va a estar afectada.

La pulpa dental es un tejido que se encuentra en la corona y la raíz del diente y que está constituido por células nerviosas y vasos sanguíneos.

EndodonciaLa pulpa dental se llama de dos formas distintas en función a donde se encuentre. Si es en la raíz del diente, se le denomina conducto radicular y si está en la corona, se llama cámara pulpar. Dentro de ésta está la pulpa dentaria.

Causas de una endodoncia

Las razones por las que se deben practicar una endodoncia son variadas. La pulpa dental puede inflamarse debido a gran cantidad de factores e incluso puede llegar a necrosarse o morir.

Si padeces inflamación pulpar de manera continua y progresiva, puedes llegar a tener una lesión perirradicular, es decir, alrededor de la raíz del diente. Si la afección va a mayores y se pierde la pulpa dental, la cosa se complica.

Fases de una endodoncia

Al realizar una endodoncia deben seguirse ciertos pasos y ninguno de ellos debe ser ignorado. Todas las fases de una endodoncia deben realizarse por orden ya que cada una cumple unos objetivos que son entre otros, permitir realizar el siguiente paso correctamente. Un fallo en cualquiera de las etapas de la endodoncia afectará a las siguientes fases y por tanto, debe tenerse mucho cuidado. Los pasos de una endodoncia son:

  • Aplicación de la anestesia.
  • Aislamiento del diente.Fases de una endodoncia
  • Apertura cameral.
  • Conductometría.
  • Instrumentación.
  • Obturación.
  • Control.

Los dos primeros pasos, son sencillos de entender. El tercer paso, la apertura cameral, consiste en hacer una cavidad (agujero) en el diente para que la cámara pulpar quede expuesta en su totalidad. De esta manera, los instrumentos que se utilizan en la endodoncia pueden acceder sin obstáculos hasta la raíz del diente.

Después comienza la fase de instrumentación que consiste en eliminar el contenido del conducto para dejarlo en las mejores condiciones posibles para luego cerrarlo. Lo más probable es que haya que limpiar la pulpa pero también parte de la dentina, que es el tejido que la rodea. la limpieza se lleva a cabo con una lima muy fina de manera manual o con unos aparatos que rotan a pequeña velocidad y que ayudan a hacer el procedimiento mas eficaz. Mientras se limpia el conducto se va limpiando con líquido irrigador y se aspira para evitar que queden restos.

Una vez se ha realizado la instrumentación, se obtura el diente, es decir, el conducto radicular se rellena con un material inerte que lo sellará.

Después debe realizarse controles periódicos. Por último habrá que restaurar el diente con materiales tipo composite y posterior corona